sábado, 11 de febrero de 2017

EL DESTRONADO



Experto en el oficio de ocultarse,
se esconde en los rincones más oscuros
esperando el momento
de entrar por un resquicio de tu mente.

Una vez dentro, estruja las neuronas.
Te muestra los abismos que creías lejanos.
Te obliga a recorrerlos.

Disfrazarse le encanta,
adecentarse tanto
que apenas te das cuenta
del olor que desprende.
Jugador de ventaja.

Es un mito el estruendo que provoca.
No le hacen falta gritos ni palabras soeces.
Él se acerca despacio y en silencio.
Al diablo le gusta susurrar al oído.


sábado, 4 de febrero de 2017

DÍAS MUERTOS

De vez en cuando hay días que apenas amanecen.
Tras el cristal no hay luz, sorpresas, ni milagros.
No ríen las campanas ni despiertan los niños.
No canta el gallo.

Esos días acaban como empiezan.
Entre los dos instantes, el vacío.
Una única sombra que ocupa los espacios
con el mismo entusiasmo del que agoniza a solas.

Detrás de la tristeza, ya no hay nada.
Nada queda después de este silencio.
Por encima del miedo que nos gobierna, nada.
Nada entre los deseos.

De vez en cuando hay días
que amanecen,
                         apenas.


sábado, 20 de diciembre de 2014

HECHIZO

Se ahogaba.
Necesitaba espacio.

Ese paisaje nuevo
que aparece de pronto
en miradas extrañas.

La sensación lejana
de vagar sin destino.

Encontrarse una noche
en la cima del mundo
y no tener ni idea
de lo que se hace allí.

El rugido feroz
del estómago inquieto
por el hambre de estrellas.

El único alimento
que resucita el alma
cuando todo es tan grave,
tan gris y tan pequeño...

Necesitaba magia.

viernes, 12 de diciembre de 2014

SIN RESPUESTA

Este viento me arrastra. No sé adónde.
Como un soplo de vida, me despierta.
Pero todo en mi ser está marchito
y  no hay respuesta.

Descubro otros espacios, otro tiempo.
Sendas intransitadas que me esperan.
Pero al instante repliego las alas
y no hay respuesta.

Ese fantasma azul de la quimera
me destroza por dentro.
Nunca aprendí a luchar contra él.
Lo llevo puesto
como otra piel.

Bájame el sol, así, quiero tocarlo.
Ayúdame a cortar estas cadenas,
que no comprendo aún, que estoy muy lejos,
que tengo mucho miedo
y no hay respuesta.

viernes, 28 de noviembre de 2014

OTRA CIUDAD ANTIGUA

Se asomaba al estrecho,
orgullosa y distante,
con la actitud serena del que sabe
que es, a la vez, temido y deseado,
de todos y de nadie.

Eslabón entre mundos
cercanos y distintos.

Allí quedó la infancia más dichosa,
el tiempo más amado.

Ese olor a jazmín, hipnotizante.
El color de sus calles.
Esos puestos de dulces
recubiertos de miel.
El embrujo de sus noches calladas.

Tánger.

Me perdí tantas veces
detrás de su misterio...

Creo que sigo allí.

viernes, 14 de noviembre de 2014

GAMA DE GRISES


I.
Quédate quietecita
que te vamos a hacer unos moñitos
para que estés muy linda.
Que después del oficio
iremos paseando hasta la plaza
como cada domingo.

II. 
El hijo del notario
se ha prendado de ti
y su madre me ha dicho
que quieren conocerte.
Ya sabes, tú discreta,
elegante, educada
y calladita.

III.
¿Que le has visto con otra?.
Ya te dije. Los hombres
                                       son distintos.
¿Pero qué dices, niña?.
Sólo piensas en ti. Piensa en tus hijos.
Sobre todo en Irene
que, dentro de unos años,
vas a tener que hacerle unos moñitos.



sábado, 8 de noviembre de 2014

LOS AÑOS NO PERDONAN

Hace ya muchos años, yo era tirando a guarra.

Siempre recordaré a mi sufrido padre
sudar como un bellaco corriendo tras de mí,
conseguir reducirme y someterme luego
a un mínimo proceso de limpieza diaria
antes de ir a dormir.

Pero todo ha cambiado. Los años no perdonan.

Ahora tengo bruxismo, debo usar una férula.
Me ha salido un juanete, prótesis correctora.
Por no hablar de la alergia y el colirio nocturno.

Entre tanto suplicio, la crema nutritiva,
desmaquillaje previo y no sé qué más cosas,
tengo que echar instancia para entrar en la cama.