viernes, 28 de noviembre de 2014

OTRA CIUDAD ANTIGUA

Se asomaba al estrecho,
orgullosa y distante,
con la actitud serena del que sabe
que es, a la vez, temido y deseado,
de todos y de nadie.

Eslabón entre mundos
cercanos y distintos.

Allí quedó la infancia más dichosa,
el tiempo más amado.

Ese olor a jazmín, hipnotizante.
El color de sus calles.
Esos puestos de dulces
recubiertos de miel.
El embrujo de sus noches calladas.

Tánger.

Me perdí tantas veces
detrás de su misterio...

Creo que sigo allí.

viernes, 14 de noviembre de 2014

GAMA DE GRISES


I.
Quédate quietecita
que te vamos a hacer unos moñitos
para que estés muy linda.
Que después del oficio
iremos paseando hasta la plaza
como cada domingo.

II. 
El hijo del notario
se ha prendado de ti
y su madre me ha dicho
que quieren conocerte.
Ya sabes, tú discreta,
elegante, educada
y calladita.

III.
¿Que le has visto con otra?.
Ya te dije. Los hombres
                                       son distintos.
¿Pero qué dices, niña?.
Sólo piensas en ti. Piensa en tus hijos.
Sobre todo en Irene
que, dentro de unos años,
vas a tener que hacerle unos moñitos.



sábado, 8 de noviembre de 2014

LOS AÑOS NO PERDONAN

Hace ya muchos años, yo era tirando a guarra.

Siempre recordaré a mi sufrido padre
sudar como un bellaco corriendo tras de mí,
conseguir reducirme y someterme luego
a un mínimo proceso de limpieza diaria
antes de ir a dormir.

Pero todo ha cambiado. Los años no perdonan.

Ahora tengo bruxismo, debo usar una férula.
Me ha salido un juanete, prótesis correctora.
Por no hablar de la alergia y el colirio nocturno.

Entre tanto suplicio, la crema nutritiva,
desmaquillaje previo y no sé qué más cosas,
tengo que echar instancia para entrar en la cama.

sábado, 1 de noviembre de 2014

HUIDA

     


(...) apagó todas las luces, excepto una, 
        cuya llama se estaba extinguiendo ya (...)
        León Tolstoi, Ana Karenina


Quería evaporarse.
Convertirse en silencio
y en olvido.

Imposible avanzar
con el alma partida.
Era tanto el dolor...

Se equivocaba.

Retiraron su cuerpo malherido
pero Ana permanece en esas vías
porque el amor no pasa.